Del 1 al 4 de Junio de 2004

El I Encuentro Internacional de Compositores se realizó en el Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica gracias al apoyo del los institutos Goethe Institut, Centro Cultural de España y el Instituto Chileno Francés. Colaboraron además la Sociedad Chilena del Derecho de Autor (SCD), Radio Beethoven, la Dirección de Postgrado de la Pontificia Universidad Católica de Chile (Dipuc), y la Universidad Autónoma de México (UNAM).

A esta primera versión del Encuentro asistieron los compositores Emmanuel Nunes de Francia, Gabriel ValverdeJuan Carlos Tolosa de Argentina, José Manuel López López de España, Theo Brandmüller de Alemania, Julio Estrada de México, David Núñez de Venezuela y Flavio Oliveira de Brasil.

 

 

Los compositores invitados realizaron Talleres de Composición, participaron de tres Conciertos -en el Goethe Institut y el Centro de Extensión UC-, de una Mesa Redonda en el Centro Cultural de España, y dictaron las siguientes Conferencias:

Julio Estrada

“El continuo de las escalas: teoría d1, demostración del programa informático MúSIIC”

Emmanuel Nunes

“La relación escritura – especialización en la obra Quodlibet”

Flavio Oliveira

“Protoformas y Rupturas – Modelos y procesos en composición. Narratividad y Teleología en composición musical”

Theo Brandmüller

“Armónicos de carillón -sonidos de grutas- “lenguaje comunicable”

En los tres Conciertos realizados se estrenaron en Chile las siguientes obras: “Canto Oculto” (1977) para violín solo, de Julio Estrada; “Tres Contracantos” (1996) para Mezzo, Soprano, violoncello y contrabajo, de Flavio Oliveira; “Aura” (1983-89) para flauta traversa sola y “Einspielung” (1979) para violín, de Emmanuel Nunes; “Sonata” (2001) para violín y piano y “Sotovocce” (1995) obra electrónica, de José Manuel López; “Nirwana-Fax II” (1996-97) para flauta, clarinete, violoncello, piano y percusión y “Despedida” (1995) para Mezzo y guitarra, de Theo Brandmüller; “Del viento” (1999) para piano solo, de David Núñez; “Pentimento” (2004) para 2 flautas de Juan Carlos Tolosa; y “Sonora Soledad” (1998) para flauta, clarinete, violín, violoncello, y piano, de Gabriel Valverde.

Además se interpretaron las obras de los compositores chilenos: “De sueños y evanescencias” (2003) para Soprano, flauta, violoncello y piano, de Cirilo Vila; “Doo…pit” (2000) para 2 violines, 2 flautas, violoncello, clarinete y percusión, de Alejandro Guarello; “Masped” (2002) para violín, violoncello y piano, de Pablo Aranda; y “Táctrio” (2002-2003) para violín, guitarra y piano, de Francisco Silva.